TRES MATCHES QUE NO TE PUEDEN FALTAR

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Exceso y más exceso ha sido la consigna este primer semestre. Y para entrar en la onda de las no-reglas, te presentamos tres combinaciones gráficas que pasaron de ser impensables a ser infaltables.

CLAVE WORDY

Desde 2016, cuando Demna Gvasalia hizo del logotipo de DHL el epítome del glamur, la tendencia logomaníaca de los años 90 volvió a tomar impulso en la escena de la moda actual. Bajo diferentes denominaciones, desde statement trend hasta slogan maniac o lettering, la esencia es la misma de hace 30 años: incluir nombres de marcas, logotipos, insignias y frases con tipografías sencillas en tamaños imponentes, bien sea para ufanarse de usar una camiseta Gucci o para comunicar la adhesión a una causa.

Y esta temporada, exagerando la estética de esta herramienta gráfica que hasta el momento se usaba de forma ‘mesurada’ en el outfit –por lo general, combinaba con otra prenda de superficie limpia, monocromática y de corte simple–, pisa fuerte en total looks impresos al estilo de Natasha Zinko –quien combinó logos con palabras– y también de la mano de otras piezas estampadas en exceso y con motivos tan variados, como las texturas alusivas a la expresión impresa (es el caso de la piel de vaca a juego con la palabra ‘Cow’, de Burberry), hasta la configuración de una especie de moodboard andante, como lo propuso Dolce & Gabbana, al combinar una minifalda bordada con formas de la tapicería y la realeza con un suéter deportivo con una frase que refuerza la casta de la firma.

Foto: Cortesía
CLAVE DES-CUADRADA

¿Quién dijo que los cuadros no se pueden combinar con otros motivos? Esta primavera verano 2019, todo vale y por eso, la invitación de los diseñadores ha sido a replantear los estilos mediante combinaciones divertidas, coloridas y que celebren la creatividad.

Una de las mezclas impensables –hasta la fecha–  fue la de flores y cuadros, pero hoy es imprescindible conjugar esta dupla gráfica siendo importante poner atención en que los dos estampados conserven algún trazo en un tono en común, como lo mostró Regina Pyo con su conjunto de falda escocesa y blusa florida. Y ¿qué tal cuadros y rayas? En este caso, la tendencia es combinar geométricos y colores, como lo propuso Son Jung Wan.

Fotos: Cortesía

CLAVE IN-PUNTUAL

Si bien ha sido la quintaesencia de la clase, la sobriedad y el buen gusto francés, el lunar o polka dot se contagia esta temporada de ciertas dosis de caos y tropicalismo, bien sea con otros motivos geométricos opuestos a su forma redonda (rayas y cuadros) o con grafismos completamente alejados del esquema matemático, como las flores, creando looks sofisticados y románticos.

Si siempre has querido sacar al lunar negro del monoteísmo visual, es el momento de darle un toque tropical a chic francés: conjúgalo con flores y fondos vivaces, al estilo de Carolina Herrera –quien también lo propuso con cuadros escoceses siendo una alternativa sofisticada para la business lady–  o si, eres más osada, tapízate de tendencias y combina círculos, cuadros y snake print en un mismo outfit, como lo sugirieron Umberto Leon y Carol Lim para Kenzo. Otra opción de atracción de opuestos la propuso Max Mara: una ‘regla de oro’ en varios armarios fue no combinar negro y café en un mismo outfit; y si a eso le sumamos lunares sobre lunares, la tendencia se lleva a la máxima potencia de glamur.

Foto: Cortesía
Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Bitnami