En la era de la virtualidad

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El mundo online es ahora la única opción para que la moda colombiana sobreviva en estos tiempos pandémicos. Es el momento de entender que no basta con tener las herramientas digitales, sino se tiene una muy buena experiencia virtual para que el consumidor se relacione más íntimamente con la marca.

Durante estos extraños días vimos como la Semana de la Moda de París de Alta Costura se virtualizó (mientras se pueden presentar en vivo las colecciones) y cómo en medio de toda esta situación que ha cambiado al mundo entero, las marcas de moda están buscando la forma de “seguir en la jugada” y encontrar el mejor camino para no perderse de la memoria de sus clientes.

¿Quién se iba a imaginar que la Alta Costura iba a terminar necesitando de una estrategia virtual y “masiva” para seguir presente en el imaginario de sus reducidos clientes? Es paradójico pensar que las grandes firmas de moda, esas que están acostumbradas a vivir de la exclusividad, deben encontrar medios mucho más democráticos para sobrevivir en estos tiempos pandémicos. Pero no quiere profundizar sobre el hecho de lo que puede pasar a futuro con la Alta Costura; lo que busco con esta reflexión es demostrar lo importante que se ha vuelto el tema virtual y la necesidad que existe en este momento de estar bien parados digitalmente.

La virtualidad en el sector moda, que se venía dando muy lento en el país, tuvo que meter el acelerador y empezar a generar resultados inmediatos para que la industria de la moda colombiana tenga una oportunidad de seguir viva. Es un hecho que esta situación va a estar entre nosotros durante un largo rato y por eso ya no podemos esperar más a que se normalice todo, sino que hay que buscar los caminos para seguir adelante en medio de una realidad que cambiará para siempre no solo la forma de consumir, sino también de vender y de promocionarse.

Anuncian, entonces, la Semana de la Moda de Colombia Virtual. La famosa feria nacional que tiene 30 años de historia y que representa una de las vitrinas más importantes para el sector moda del país, se hará a través de medios digitales. Eso es una muy buena noticia, pero también un reto muy grande porque durante estos meses de aislamiento hemos visto como la moda colombiana realmente no estaba preparada para la era del comercio electrónico y mucho menos para mercadearse sólo con las herramientas digitales que existen. El mundo virtual es mucho más que tener un e-commerce y quienes no son conscientes de eso, no van a sobrevivir a esta nueva realidad.h

Muchas marcas se han dado cuenta de que no solo hay que montar un buen market place, sino que hay que usar muchas estrategias para generar tráfico, tener una muy buena campaña de mercadeo y un impecable servicio al cliente. Hay que responder bien porque el tema reputacional es clave y mucho más en este momento en que el consumidor tiene los ojos puestos en cada jugada que hacen sus firmas preferidas. Los días sin Iva han sido termómetro para medir qué tanto responden las marcas a las demandas del comercio electrónico y en general han salido muy mal libradas. Incluso, las grandes cadenas de retail, cuyas plataformas de venta online se supone que ya están muy bien consolidadas, se vieron a gatas para responder a la gran demanda de compra virtual que se vivió por cuenta del incentivo de no pagar Iva. ¿Entonces, por qué seguir haciendo lo mismo de antes si está visto que la realidad nos está obligando a cambiar?

FROW lleva mucho tiempo recorriendo el camino de la virtualización de las marcas con una innovación única en Colombia y casi que en el mundo: llegamos al usuario final de una manera diferente, entretenida y con la convicción de que lo que buscan los nuevos consumidores son experiencias y vinculaciones más íntimas con las marcas. Hemos creado una comunidad importante de amantes del tema moda y de potenciales consumidores que buscan producto diferenciado, pero a través de una experiencia de compra distinta.

Hemos sido innovadores desde el día uno, no solo porque somos mucho más que un e-commerce, sino porque entendemos muy bien cuál es la dinámica virtual que está buscando el usuario en una plataforma como la nuestra. No se trata de vender moda colombiana, sino de celebrar esa moda, como dice nuestra razón de ser. Y las celebraciones se hacen con los mejores protagonistas y con “todos los fierros”. FROW es una experiencia muy divertida que logra el maridaje perfecto entre las necesidades de la marca y lo que busca el consumidor.

Hoy, todo el mundo está hablando del fashion film que presentó Dior durante la semana virtual de la Alta Costura. Y como siempre en moda, lo que más vende son sueños. Y eso fue lo que hizo la famosa casa francesa con esta presentación de su colección: despertar ese espíritu onírico entre su público con una narrativa surrealista y muy emocional, encontrando el camino para no perderse en medio de esta realidad tan cruda que se está viviendo. Y la virtualidad tiene que recorrer esos caminos. Esperemos, entonces, para ver qué marca logra algo así en Colombiamoda porque el mundo virtual es el camino para que la industria salga adelante, pero sin dejar de soñar.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Bitnami