Lo clásico y el “ir a la segura”

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Es un estilo que por su naturaleza no está pensado para que quien lo lleva brille mucho, ni tampoco para que sus looks llamen la atención. En Colombia ha hecho parte de la vida de muchos, que prefieren “ir a la segura” para no desentonar nunca.

De formas depuradas, siluetas simples, colores básicos con algunos toques de tonalidades más fuertes, el estilo Clásico hace parte fundamental de la cultura colombiana cuando hacia los años 80 empezó a tornarse en el “uniforme” por excelencia de la vida del ejecutivo promedio del país, el denominado yuppie. 

Este estilo ha ido evolucionando, ha viajado por el controvertido preppy, que basa su razón de ser en las pintas de los estudiantes de los años 50 de las universidades más prestigiosas de Estados Unidos y Gran Bretaña, y actualmente habita en los ejecutivos y ejecutivas jóvenes que trabajan en temas financieros, comerciales, médicos, políticos y administrativos.  

Se basa en llevar con estilo prendas imprescindibles de cualquier ropero, como un buen blazer, un suéter de lana tejida, una camisa blanca, pantalones rectos de colores base, un buen juego de falda y chaqueta, carteras clásicas de un tono fuerte, al igual que los zapatos.  

En sus estampados opta por los geométricos como cuadros, rombos, lunares o rayas; texturas finas como lanas, cuero y algodones y en sus colores más arriesgados puede viajar entre los rojos, los rosados, los azules de todas sus tonalidades, algunos vinos, la versión en pastel de casi todos y varios tierra. 

Tanto hombre como mujeres quieren verse elegantes en sus días más formales, así que pueden llevar trajes de dos piezas o mezclar diferentes prendas básicas, como camisa de corte masculino con una falda de silueta en A (en ellas) y pantalones rectos con camisa de botones en el cuello (en ellos); y en un ambiente informal recurren a las camisas tipo polo, jeans o pantalones cargo en tonos neutros y algunas opciones de accesorios más modernos como cinturones con diseño, aretes grandes, carteras de colores fuertes y zapatos que rompan con la monotonía de un look unitono. 

Los must del Clásico 

  • Si la mauyoría de tu armario es de prendas básicas eres seguidor del estilo clásico.  
  • El clásico se inspira en la vida diaria y busca estar siempre “bien puesto” para no desentonar. 
  • Su filosofía es que su vestimenta no llame mucho la atención, ni para bien, ni para mal. 
  • Si te gusta arreglarte bien, pero sin que se note mucho, eres el típico representante del clásico. 
  • Los estampados más recurrentes son los geométricos: cuadros, rombos, líneas (rayas) y círculos (lunares).  
  • Los colores más usados son los básicos y los neutros. 
  • La paleta de color se enriquece con algunos tonos pastel, rosados en varias tonalidades y rojos en sus versiones más intensas. 
  • El azul no puede faltar en un armario del clásico. 
  • Siempre una buena prenda, protagonista, es la base de un look clásico. 
  • Con accesorios de colores fuertes puedes imprimirle un toque más moderno a tu estilo clásico. 
  • La elegancia es tu razón de ser. Llevas la moda con mesura para verte bien, pero sin brillar mucho. 
  • En la informalidad optas por prendas muy tradicionales como camisas polo, pantalones caqui, faldas en A, largos hasta la rodilla. 
  • Mejor no usar nada muy alto, nada muy corto, nada muy llamativo. 
  • El tema sartorial (trajes sastre bien hechos) es una de sus grandes debilidades. 
  • Si te encanta llevar logos (cocodrilos, caballos, jugadores de polo) no dudes que perteneces al estilo clásico. 
Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Bitnami