Minimalismo, reducir y simplificar

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Muchos diseñadores tomaron los principios básicos de este movimiento estético clave en la arquitectura y los llevaron a la moda para demostrar su filosofía de “menos es mas”. En Colombia surgió como un acto de rebeldía contra los excesos.

Aunque se popularizó para la moda en la década de los 90, el minimalismo es un movimiento estético que surgió después de la Segunda Guerra Mundial cuya filosofía se basa en la metodología de la reducción del siglo XIV como principio básico de todo. Se hablaba de que todo aquello que no fuera necesario debería simplificarse y reducirse hasta su mínima expresión.  

Esto se vio más en la arquitectura del momento, en la que se empezaron a ver construcciones mucho más depuradas y de formas simples, reduciendo todos los elementos que no fueran absolutamente necesarios y quitándole aquellos adornos que, precisamente, solo cumplieran esa función: adornar. 

Luego, en la década de los 90 se popularizó mucho este movimiento gracias a la llegada a la escena de la moda de los diseñadores japoneses, como Issey Miyake, quienes buscaban que la ropa fuera simple y sin ningún accesorio inútil para evitar cualquier exceso. Y ese es el principio básico del minimalismo “menos es más”, lo que depuró mucho la moda del momento reduciéndola a sus características fundamentales y más expresivas. 

El hecho de que el minimalismo se haya popularizado tanto en ese momento histórico tuvo mucho que ver con lo que se había vivido antes, en la década de los años 80, una época conocida por sus excesos y su maximalismo. En Colombia podemos hablar de la misma circunstancia, pues muchos de los excesos que se vivieron en el país a raíz de la época más cruda del narcotráfico, también terminaron revirtiéndose en su contrapeso de quienes no querían mostrarse, ni aparentar nada. 

Un regreso a las siluetas rectas, sin ningún tipo de adorno, sin detalles de diseño excesivos y cuidando la riqueza de los materiales y de las texturas, es la base de este estilo. Su estética se reduce a su más mínima expresión para darle paso uno de los verdadero significados de la ropa: cubrir. La ropa utilitaria es parte de su manifiesto.  

En colores, el minimalismo tampoco se sale de sus lineamientos y el blanco y negro es la dupla más popular en esta estética. Igualmente, los tonos neutros, los grises y los más básicos. Los estampados del minimalismo, cuando se usan, están más inspirados en los movimientos artísticos lineales, y en algunos motivos abstractos que no se vean muy protagonistas. En resumen, es un estilo que, aunque parezca bastante simple, hacer que se vea bien y armónico es toda una ciencia. 

EL MINIMALISMO 

  1. El principio fundamental de este estilo es “menos es mas” y todo se basa en eso. 
  1. El blanco y negro hacen la dupla perfecta para el minimalismo. 
  1. Siluetas simples, texturas con caídas y algunas formas arquitectónicas en los detalles, vienen bien aquí. 
  1. Esta tendencia se popularizó en la década de los 90 como una respuesta a los excesos de los años 80. 
  1. Los colores nuetro y naturales complementan su pasión por el blanco y el negro. 
  1. Los materiales, en su mayoría son de origen natural, combinados con algunas texturas tecnológicas que le imprime apariencias más sencillas. 
  1. Si en tu armario toda tu ropa es negra, blanca o de tonos muy suaves y neutros, seguramente eres amante del minimalismo. 
  1. Si te gusta mucho el minimalismo nunca, pero nunca, vas a usar prendas apretadas. 
  1. Las prendas básicas, con algunos detalles de diseño, están a la orden del día en este estilo. 
  1. Los accesorios también son simples y hechos de materiales naturales de buena factura. 
  1. Algunos complementos tienen un toque futurista. 
  1. Por ser un estilo que se inspiró en la arquitectura, sus formas muchas veces provienen de ahí. 
  1. La inspiración en algunas filosofías orientales, como la zen, es clave en el movimiento minimalista. 
  1. Todo lo que no tenga una utilidad, no es necesario. 
  1. Las prendas utilitarias se redefinen de una manera muy básica en este estilo. 
Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Bitnami